Bonn Challenge La Habana, 2019. En dos años, Guatemala ha logrado la recuperación de 115 mil hectáreas de bosque

Fecha de publicación: 12 / jun. / 2019

Del 12 al 13 de junio de 2019, Guatemala se apresta para presentar su informe de avances y resultados en materia de restauración del paisaje forestal (reforestación y forestación), en el marco de los compromisos del Desafío de Bonn (Bonn Challenge, en inglés), para lo cual el Ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Alfonso Alonzo  Vargas, se apresta a participar luego que en 2018 nuestro país fuera sede de este evento internacional, y que este año se llevará a cabo en La Habana, Cuba, en su versión para Latinoamérica. 
 
En el marco de este desafío, Guatemala se ha comprometido a recuperar 1.2 millones de hectáreas de bosque para el año 2032, una parte de los 150 millones de hectáreas de tierras degradadas y deforestadas en el mundo que se pretende restaurar a 2020, así como 350 millones de hectáreas para 2030. La iniciativa fue lanzada en 2011 por Alemania y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y luego apoyada y ampliada por la Cumbre Mundial del Clima en 2014.
 
En su informe, el Ministro Alonzo podrá destacar los avances logrados gracias a los esfuerzos impulsados por el gobierno del Presidente Jimmy Morales, quien situó el tema ambiental como uno de los cinco ejes de trabajo del actual gobierno. 
 
De tal cuenta, se ha logrado revertir los números negativos en la degradación de la masa boscosa, a través de varios programas puestos en marcha y que han permitido mejorar las condiciones y fomento de la restauración forestal, gracias a lo cual sólo en los dos años de la gestión del Ministro Alonzo se han recuperado casi 115 mil hectáreas de bosque. 
 
Este incremento en la masa boscosa el país se debe a los esfuerzos de reforestación en áreas que no forman parte de las zonas protegidas, donde en 2016 se recuperaron 4,816 hectáreas; 5,074.13, en 2017; 3,569.84, en 2018, y 632 hectáreas de bosque recuperados en lo que va de 2019.
 
Para ello, el gobierno actual también ha coordinado la programación de US $50 millones anuales para programas de reforestación, gracias a los cuales puede sumarse una extensión de 111,135 hectáreas reforestadas gracias a los Programas de Incentivos Forestales, como PINPEP, PINFOR y PROBOSQUE.
 
Por aparte, la tasa de reforestación en el país se ha venido reduciendo de un 1.43 % anual, en la década 1990-2000 y de 1.16% entre 2001-2010, a un 1% en los últimos 8 años, ya que de las 10 millones 888 mil 900 hectáreas que conforman el territorio nacional, en la actualidad la masa boscosa cubre una extensión de 3 millones 593 mil 337 hectáreas, es decir, un 33% del total, mientras que en 1988 la cobertura forestal era de un 31.13%, es decir, eran 203 mil 137 hectáreas menos de bosque que en la actualidad.
 
No obstante, el titular de la cartera ambiental guatemalteca también reconoce que en la época seca de 2019, debido a los incendios forestales, se vio afectada una extensión de 10,000 hectáreas de bosques del país, principalmente en las zonas norte y occidental.
 
“No solo es reforestar; también debe educarse técnica y ambientalmente”
 
Consciente de la necesidad de cumplir con el reto del Desafío de Bonn de recuperar 1.2 millones de hectáreas de bosque para el año 2032, el Ministro Alonzo también giró instrucciones para desarrollar programas de Educación Ambiental, con el objetivo de fortalecer las acciones de reforestación mediante capacitaciones que den sostenibilidad a los esfuerzos de restauración.
 
Para ello se han desarrollado capacitaciones técnico-académicas para distintos grupos de interés, lográndose la capacitación de un total de 46,600 personas, entre niños, mujeres y hombres, distribuidos de la manera siguiente:
 
1. Diplomado en Educación Ambiental: Dirigido a empresas y grupos interesados que lo solicitan. En 2018 se capacitó a 1,094 personas, y en 2019 a 372.
2. Diplomado en Educación Ambiental con Énfasis en Cambio Climático. Es un diplomado que certifica como Educador Ambiental (formador de formadores), respaldado por la Universidad de San Carlos (USAC). En 2018 se capacitó un total de 3,189 personas, aunque en lo que va de 2019 esa cifra ya fue superada, con 3,197 personas certificadas.
3. Diplomado en Restauración Forestal y Ambiental. Diplomado respaldado por la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos, dirigido a 2 grupos especiales de incidencia a nivel nacional, tal como la Asociación Nacional de Reforestadores (ANARE) y la Red de Mujeres Agricultoras de Suroccidente (REDMA), haciendo entre ambos grupos un total de 34, 989 personas capacitadas.
4. Guardianes Ecológicos. Dirigido a niños y estudiantes de entre 13 y 17 años, donde entre 2018 y 2019 se han capacitado a 3,759 niños.
 
Los objetivos principales de la edición del Bonn Challenge 2019 serán compartir experiencias de los procesos nacionales de restauración de paisajes, así como promover la década de la restauración de ecosistemas como mecanismo para consolidar los compromisos de restauración, como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
 
Los participantes del evento abordarán los procesos de restauración de paisajes terrestres y marino-costeros ante el cambio climático, tomando en consideración las lecciones aprendidas de 2011 al 2019.
 
Se espera la participación de conferencistas y delegados de 23 países de América Latina, El Caribe, y Alemania, y se rendirá un homenaje al 250 aniversario del natalicio de Alejandro Von Humboldt, filósofo materialista alemán, naturalista, uno de los fundadores de la geografía moderna, y considerado como el "segundo descubridor" de Cuba, por sus aportes al conocimiento de la naturaleza y la sociedad en la isla.
 
La primera reunión del Desafío de Bonn en Latinoamérica se celebró en El Salvador, en 2015; seguido de Panamá (2016), Honduras (2017), Guatemala (2018), y en 2019 la sede es en Cuba.
 
El proyecto fue lanzado en septiembre de 2011 en un evento ministerial organizado por Alemania y la UICN, y con apoyo de la Asociación mundial sobre el paisaje forestal (GPFLR por sus siglas en inglés).
 
Hasta el momento, esta iniciativa cuenta con 58 compromisos nacionales de restauración de paisajes, equivalentes a 170 millones de hectáreas.