Inauguran segunda fase de planta de tratamiento de aguas residuales para evitar contaminación del lago Petén Itzá

Fecha de publicación: 25 / oct / 2016

 

Uno de los principales problemas que enfrenta el lago Petén Itzá es la contaminación generada por las descargas de aguas residuales sin tratamiento que provienen de una población de 113 mil 995 habitantes, y de los drenajes pluviales que, en su mayoría, se combinan con las aguas residuales.

Para disminuir los impactos en el lago Petén Itzá generados por las aguas residuales, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, por medio del Programa de Desarrollo de Petén para la Conservación de la Reserva de la Biosfera Maya –PDPCRBM-, inauguró este miércoles 26 de octubre la fase II de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en el área central de San Benito, Petén; la cual dará tratamiento de afluentes provenientes de las descargas de los municipios de San Benito y Flores.

Se trata de una planta de tratamiento de 37 mil 580 m2 de construcción de 6 lagunas, siendo éstas: 2 lagunas primarias anaerobias, 2 lagunas secundarias facultativas y 2 lagunas terciarias de maduración. “La planta tendrá la capacidad de manejar un caudal de 2mil 592 metros3 diarios de agua, vertiéndola al lago Petén Itzá libre de patógenos sólidos y materia orgánica, beneficiando al 35% de la población de Petén” indicó el Ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Sydney Samuels.

“El objetivo es evitar la contaminación del lago Petén Itzá y principalmente proteger la salud de los habitantes del área central de San Benito, a través de mejorar los sistemas de saneamiento básico de aguas residuales, mediante un sistema de tratamiento adecuado” indicó Jimmy Morales, presidente de la República.

El Proyecto tuvo un costo de unos 59 millones de quetzales, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-.

La cuenca del lago Petén Itzá se ubica en el área central del departamento de Petén, la integran parte de los municipios de San Benito, San José, San Andrés, Santa Ana, Flores, San Francisco y La Libertad. Tiene una extensión de 1 mil 141.04 km2, con una profundidad máxima de 165 metros y se ubica a 110 metros sobre el nivel del mar.