MARN Y FRIGORISTAS UNEN ESFUERZOS PARA EL CUMPLIMENTO DE ACUERDOS INTERNACIONALES SOBRE OZONO

Fecha de publicación: 08 / ago / 2019

En el marco de la Enmienda de Kigali y el Protocolo de Montreal, referentes a la disminución de sustancias que agotan y dañan la capa de ozono y el medio ambiente, entre ellas gases refrigerantes, solventes y químicos peligrosos, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) coordinó un taller de trabajo conjunto con la Asociación de Frigoristas de Guatemala (Asfragua), para la formulación del diagnóstico del perfil formativo y actualizado que deben poseer los técnicos en refrigeración y aire acondicionado.

Dicho taller contó con la presencia de actores clave en el área de la educación, como el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap), el sector academia, oenegés, empresarios y sociedad civil, con el objetivo de coordinar de forma conjunta los criterios formativos con relación a la capacitación y equipamiento necesarios para los futuros profesionales de estas áreas técnicas.

De esta manera se podrá discutir las necesidades existentes en el mercado laboral para determinar los nuevos procedimientos que contribuyan a la formación de técnicos que cumplan con los requerimientos actualizados de los contratistas, y que, a la vez, cumplan con los compromisos internacionales referentes a la eliminación y/o sustitución del uso de sustancias agotadoras de la capa de ozono, indicó Francisco Aldana, jefe del Departamento de Productos Químicos y Desechos Peligrosos del MARN.

Guatemala es uno de los 197 países adheridos al Acuerdo del Protocolo de Montreal junto a su Enmienda de Kigali, los cuales regulan la disminución y sustitución de sustancias responsables de la destrucción de la capa de ozono (como gases usados para sistemas refrigeración), y también de la reducción de otros Gases de Efecto Invernadero (GEI) responsables del calentamiento global (dióxido de carbono, metano, etc.)

En este sentido cabe recordar que el 1 de enero de 2019 entró en vigor la enmienda de Kigali, referente a reducir gradualmente el uso de Hidrofluorocarbonos (HFC) a nivel mundial, para llegar a sólo un 15 ó 20% de la producción actual proyectada para el año 2048.

La capa de ozono u ozonósfera es una zona de la estratósfera terrestre que contiene una concentración relativamente alta​ de ozono, que se extiende de los 15 km a los 50 km de altitud; reúne el 90% del ozono presente en la atmósfera y absorbe del 97 al 99% de la radiación ultravioleta de baja frecuencia que emiten los rayos del sol.

“Agradecemos al MARN por el apoyo brindado y por participar activamente en este proceso de análisis del sistema educativo actual, lo cual contribuirá a una mejor formación de los profesionales, gracias a que se contará con una metodología de actualización y especialización que fortalecerá el cumplimiento de los acuerdos nacionales e internacionales sobre la disminución y sustitución de estos gases y químicos dañinos al ambiente”, puntualizo Servio Moreira, presidente de Asfragua.