Ministro Alonzo propone fortalecer las legislaciones ambientales del mundo

Fecha de publicación: 03 / dic / 2018

El Ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Alfonso Alonzo, participa activamente en reunión con representantes de 182 países en Ginebra, Suiza, para intercambian experiencias y buscar una solución al problema de la Basura Marina y los Microplásticos a nivel mundial.

Este tipo de contaminación ha ocasionado problemas de salud y medio ambiente con la basura flotante que amenaza no solamente a los transportes marítimos, sino que también a las especies marinas que quedan atrapadas dentro de contenedores de plástico y forman parte de la cadena alimenticia de dichos animales acuáticos.

Las reuniones y talleres tendrán una duración de cinco días, tiempo que es aprovechado por el Ministro Alonzo para dar a conocer el trabajo que realiza en Guatemala con la elaboración de las biobardas artesanales, las cuales han sido colocadas en los diferentes cuerpos de agua de todo el territorio nacional, para evitar la contaminación de los cuerpos de agua, principalmente la del Rio Motagua y afecte a los países vecinos. Estas estructuras flotantes, usadas para limpiar los ríos, lagos, lagunas, playas, mares y océanos, han cobrado importancia internacional, pues ya comienzan a ser instaladas en otros países, con resultados positivos, lo cual ha merecido el reconocimiento del Foro Económico Mundial, que ha invitado al mundo a seguir el ejemplo de Guatemala.

Durante su primera intervención el Ministro Alonzo explicó que el principal problema de la contaminación es la falta de educación ambiental, ya que no existe concientización de las buenas prácticas ambientales y las personas por desconocimiento arrojan la basura en los cuerpos de agua más cercanos. “En Guatemala ya algunos alcaldes han prohibido el plástico en su región, es necesario que dentro de la legislación de los diferentes países se empiece a introducir este tipo de temas”, resaltó.

Por otra parte, dijo que hay que dar a conocer los diferentes documentos jurídicos y técnicos, los cuales deben convertirse en leyes y políticas de estado para facilitar y solucionar estos problemas mundiales. “Tenemos que ser un poco más lógicos y no tenemos que usar la doble moral en el mundo. Tenemos que hablar con las grandes empresas para buscar una solución, es muy difícil eliminar productos que han sido de gran ayuda para la sociedad”, finalizó el titular ambiental en su primer día de intervenciones.