Ciencia y conocimiento ancestral Maya en II Congreso Nacional de Cambio Climático

Fecha de publicación: 05 / oct / 2016

Con el objetivo de crear conciencia, Iván Norato, consultor de la Asociación Guatemalteca de Alcaldes y Autoridades Indígenas, en el marco del II Congreso Nacional de Cambio Climático, lanzó la pregunta: ¿qué sentirá la Madre Tierra por los daños que le estamos causando?

Este fue el punto de partida con el que compartió diversas prácticas ancestrales, que hoy en día facilitan la comprensión del cambio climático en los pueblos indígenas. El calentamiento global es una de las enfermedades que vive el planeta y para disminuir los altos índices de la problemática, es necesario que el Gobierno implemente acciones en coordinación con la población, para la protección de los recursos naturales.

Como parte de los aportes del pueblo maya, está el cuidado de la naturaleza, por medio de réplicas de acciones ancestrales que la cosmovisión maya ha dejado en la población, conocimiento que es considerado un símbolo de vida para el ambiente, por tal razón se respeta cada una de las creencias, a fin de encaminar los saberes a las nuevas generaciones, permitiendo el cuidado de bosques, fuentes de agua a través de los sonidos que emana Madre Tierra.

Exponen sobre financiamiento para el cambio climático

Omar Samayoa, especialista de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo -BID- , presentó la conferencia “Financiamiento para el Cambio Climático”, en el cual dio a conocer los resultados de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre la materia. Dicha convención acuerda la fase de mitigación invitando a todas las partes (países) a presentar sus contribuciones realizadas en sus países.

La disertación surge en el marco del II Congreso Nacional de Cambio Climático, Xela 2016. En ese marco Guatemala presentó un método de adaptación, el cual espera que en 2030 reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero de 74millones a 48 millones, plan que será financiado con propios recursos,  a través de cuatro ejes: Cambio de uso de tierra, bosques, energías renovables y reducción de desechos sólidos.

Con este compromiso se pretende reducir gases de efecto invernadero para ayudar a mitigar los efectos del cambio climático mundial.

El especialista en cambio climático presentó proyectos que se realizan en la República de Guatemala, a fin de contrarrestar los efectos del cambio climático. Dichos proyectos serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-, tal es el caso de las estufas ahorradoras, que tiene por objetivo asegurar el desarrollo de 2,000 familias del país, disminuyendo el uso de leña.

Otro de los proyectos presentados fue la inducción forestal,  aportando 24 billones para la reducción de emisiones, en su fase preparatoria de implementación, a través de préstamos concesionales.