Lanzan proyecto para el Manejo y disposición ambiental de contaminantes químicos en Guatemala

Fecha de publicación: 22 / jul / 2016

Inga. Ana Dolores Arévalo explica la gestión que el MARN realiza en Guatemala sobre los contaminantes químicos.

Los policlorobifenilos (PCB) o bifenilos policlorados (en inglés: polychlorinated biphenyls) son una serie de compuestos químicos considerados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente-PNUMA- como uno de los doce contaminantes más nocivos fabricados por el ser humano.

Son utilizados principalmente como fluidos dieléctricos e hidráulicos, modificadores de aceite (adelgazadores), fluido de intercambio de calor y en bombas de vacío. También como impregnadores de resistencias de carbón y como selladores en agentes impregnantes en sistemas eléctricos.

Algunos de los efectos en las personas son  erupciones cutáneas, pero en el caso de las personas aún no nacidas afecta directamente al desarrollo del sistema nervioso a la capacidad intelectual.

Ante esta problemática, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Unidad de Productos Químicos, con el apoyo del Fondo Mundial para el medio Ambiente y diversos sectores públicos y privados presenta el proyecto “Manejo y disposición ambiental de equipos contaminados con Bifenilos Policlorados-PCB- y desechos del plaguicida DDT”  con el cual se fortalecerán las capacidades nacionales sobre mejores técnicas disponibles y mejores prácticas ambientales, para la gestión ambientalmente racional de dichos químicos, incluyendo la eliminación del aceite que contiene esos componentes en el país  y desechos de  equipos contaminados con PCB y DDT.  

 

De izquierda a derecha: Ana  Ortíz, Consultora Internacional; Afredo Cuevas, representante ONUDI; Ana Arévalo, representante del MARN; Claudia Cabal, Consultora Internacional y Elvis Ajanel, Encargado del Proyecto.

Ana Dolores Arévalo, Jefa del Departamento de Desechos Químicos del MARN expresó: “Para nosotros es importante la eliminación de todas estas sustancias que están ocasionando un riesgo para la salud humana y los ecosistemas, el MARN está gestionando proyectos para eliminar los contaminantes en el país”.

 

Descripción del proyecto

El proyecto busca crear la capacidad y experiencia en todas las etapas de la gestión de los contaminantes químicos y la eliminación de residuos en Guatemala mediante la aplicación de las mejores técnicas disponibles y las mejores prácticas ambientales. Poner en marcha todos los instrumentos jurídicos necesarios que les permitan orientar a los interesados sobre la gestión de los residuos con PCB, para asegurarse de que se lleva a cabo de acuerdo con las normas internacionales y se informe adecuadamente.

Alfredo Cuevas, representante de ONUDI indicó: “La ONUDI ha estado apoyando al gobierno de Guatemala a través del MARN en la revisión y actualización del plan. Este es un proyecto que estaremos terminando en unos meses, además de eso, hemos gestionado algunas actividades que tienen relación con el proyecto que estamos lanzando hoy”. También resaltó la labor que ha  realizado el gobierno actual, pues indicó que se han tomado las medidas necesarias afrontar los problemas ambientales relacionados con contaminante químicos.

La duración del proyecto es de 36 meses, y se cuenta con el apoyo financiero del Fondo Mundial para el Medio Ambiente de  2 millones de dólares, para los cuales Guatemala presentar una contrapartida de más de trece millones de dólares, compuesta por diversos sectores públicos y privados.

 

Especialistas en la discución del proyecto

Componentes del proyecto

1. Crear y fortalecer la capacidad legal reglamentaria e institucional para la gestión ambientalmente de los compuestos orgánicos persistentes y residuos contaminados con estos tipos de compuestos, incluyendo la identificación, manipulación, transporte y disposición final tanto de equipo y aceite contaminado con PCB.

2. Establecer la gestión y eliminación ambientalmente racional de los equipos eléctricos que contienen PCB y sus residuos.

3. La gestión del conocimiento y capacitación de la información técnica sobre los PCB y el DDT, la cual se transmitirá a empresas industriales, empresas del sector eléctrico  y otras organizaciones, incluidas las cámaras, instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de ciudadanos, y los propietarios de PCB y DDT.

4. Gestión de proyectos, seguimiento, control y evaluación, para la verificación del diseño y ejecución del proyecto de acuerdo con los procedimientos del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por sus siglas en inglés).

Beneficios del proyecto

Traer beneficios ambientales a nivel mundial debido a la gestión ambientalmente racional y la eliminación de hasta 450 toneladas de PCB y 15 toneladas de DDT. A través del reenvasado y almacenamiento adecuado de los contaminantes.

Ayudar a construir un sistema de Gestión Ambientalmente Racional de los compuestos en el país y promover un efecto de duplicación para la gestión ambientalmente racional de otras sustancias peligrosas.

Proveer la experiencia y conocimientos de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial-ONUDI-, en la provisión de capacitación y asistencia técnica en la esfera de actividad de los contaminantes orgánicos persistentes.

Proporcionar a las entidades guatemaltecas una oportunidad para identificar las cantidades de PCB usadas ​​en las actividades clave del sector privado y aumentar el interés y la conciencia en la mejora de sus capacidades técnicas, incluyendo las evaluaciones económicas y ambientales.

El DDT (diclorodifeniltricloroetano) es un insecticida organoclorado sintético de amplio espectro, acción prolongada y estable, aplicado en el control de plagas para todo tipo de cultivos desde la década del cuarenta. Tiene aplicación industrial y doméstica.

 

Alfredo Cuervas, representante de ONUDI, elogió el trabajo que realiza Guatemala para el correcto manejo y eliminación de contaminantes químicos.