MARN CONMEMORA DÍA INTERAMERICANO DEL AGUA

Fecha de publicación: 12 / oct / 2015

 

El Día Interamericano del Agua se celebró por primera vez en el año 1993. Surgió como una iniciativa durante el XXIII Congreso de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria -AIDIS-, realizado en La Habana, Cuba en 1992, donde tres organizaciones suscribieron la declaración del Día Interamericano del Agua: la Organización Panamericana de la Salud -OPS-, la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria -AIIS- y la Asociación Caribeña de Agua y Aguas Residuales   -CWWA-. En el año 2002 se incorporó la Organización de los Estados Americanos -OEA-.

El propósito principal de esta conmemoración es sensibilizar a la población en la importancia de la conservación del recurso agua y que a través de su protección se garantice la salud humana, así como el bienestar individual y colectivo dentro de un marco de desarrollo sostenible que incluya medidas de prevención, gestión, control y reducción de enfermedades relacionadas con el recurso hídrico.

 

 

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales -MARN-,  sabiendo la importancia  de esta conmemoración,  realizó a cabo un taller en cual participan reconocidos expertos  tanto en el tema ambiental como hídrico, ellos son representantes de instituciones tales como: The Nature Conservancy, INSUVUMEH, Ministerio de Gobernación, la Academia de Ciencias Ambientales,  representantes del Departamento de Recursos Hídricos y Cuencas del MARN.

 

 

En esta actividad se contó también con la presencia del Viceministro de Ambiente, Lic. Juan Carlos Carrera, quien se mostró complacido por la iniciativa de este evento, sin embargo  resalta la importancia de proteger y preservar el recurso hídrico, tan valioso para la vida humana  “La preservación y conservación   del recurso hídrico, en cantidad y calidad son dos caras de una misma moneda. El ahorro de agua en cantidad contribuye a preservar la calidad del recurso. Cada gota de agua potable, que se vierte sin ser utilizada, se incorpora a la corriente de aguas servidas, convirtiéndose en un líquido de desecho que requiere tratamiento” expresó.

 

 

Tanto los expositores como los participantes, concuerdan en que este bien natural preserva la vida, sin embargo la industrialización y la mano del mismo ser humano han ocasionado severos  problemas en su manejo de agua, a través de acciones negativas que generan erosión y contaminación, siendo esta última un problema grave que aumenta  cada vez, esto  mismo conlleva a la destrucción de las cuencas y la cobertura vegetal que influye sobre la disponibilidad y acceso al flujo de agua.