Presentan proyecto de resiliencia para municipios amenazados por impactos del cambio climático

Fecha de publicación: 03 / jul / 2015

 

Los efectos del cambio climático generan mayor impacto en las regiones más vulnerables de países como Guatemala, lo que afecta directamente a la seguridad alimentaria y aumenta los niveles de pobreza en sus habitantes.

Ante ello, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, en conjunto con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación; y con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD-, presentaron el proyecto “Paisajes Productivos Resilientes al Cambio Climático y Redes Socio-económicas fortalecidas en Guatemala” el cual busca aumentar la resiliencia ante el clima de los paisajes productivos y de los sistemas socio-económicos en los municipios amenazados por los impactos del cambio climático y la variabilidad climática, en particular los fenómenos hidrometeorológicos que están aumentando en frecuencia e intensidad. Este proyecto centrará sus acciones directamente en la parte alta y media de la cuenca del río Nahualate, específicamente en las 19 subcuencas ubicadas en once municipios de los departamentos de Sololá y Suchitepéquez.

 

 

Durante la presentación de este proyecto, estuvo el Ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Óscar Medinilla; Carlos Monterroso, Viceministro de Ambiente;  Mauricio Ramírez, Director adjunto del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo; Gabriela Castellanos, Directora del Proyecto y  Gabor Vereczi, Especialista Regional Adaptación al cambio climático PNUD.

El Ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Óscar Medinilla expresó: “Además del fortalecimiento institucional, este proyecto fortalecerá  a las comunidades a través de proporcionar recursos,   apoyo técnico y actividades específicas para que las comunidades  puedan adaptarse de mejor manera ante  la variabilidad climática”.

 

 

“Este proyecto es un reto que nos obliga a repensar con urgencia los marcos de gobernanza internacionales y nacionales requeridos para responder a una gran multiplicidad de retos, la erradicación de la pobreza, la protección de la biodiversidad, la prevención de riesgos y la alimentación sostenible” indicó Mauricio Ramírez, Director adjunto del PNUD.

 

 

El apoyo económico de la entidad internacional es de U$ 5 millones, el cual se ejecutará durante cuatro años en los 11 municipios seleccionados que corresponden a 19 microcuencas priorizadas. Los municipios de Sololá son: Santa Catarina Ixtahuacán, Nahualá, Santa Clara La Laguna, Santa María Visitación, San Juan la Laguna, Santiago Atitlán y San Pedro La Laguana; y en Suchitepéquez: San Juan Bautista, Patulul, Chicacao y Santa Bárbara. Los impactos  del cambio climático que enfrentan estos municipios incluyen el aumento de temperaturas, la disminución de la media de precipitaciones, el aumento en la frecuencia de las precipitaciones extremas, así como en la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos.

 

 

Componentes del Proyecto

El Proyecto contempla cuatro grandes componentes: Fortalecer las capacidades locales y nacionales: para ello, se plantea que los municipios cuenten con estaciones meteorológicas y reduzcan los escenarios de cambio climático, así mismo, que los municipios integren medidas de adaptación a la planificación municipal y los planes de desarrollo departamentales.

Mejorar la gestión de ecosistemas y reducir la vulnerabilidad de las comunidades: busca que las organizaciones comunitarias integren mejores prácticas agrícolas que mitiguen los efectos del cambio climático; que valoricen los sistemas de producción ancestrales y tradicionales, y que se realicen pequeñas inversiones para promover las prácticas productivas resilientes.

Aumentar la reducción de riesgos asociados al clima: se propone fortalecer los mecanismos de conservación, almacenamiento y manipulación de productos de los sistemas de producción y la promoción de actividades que contribuyan a la resiliencia.

Aprendizajes y aplicación de lecciones aprendidas: pretende establecer un sistema de información para apoyar la toma de decisiones sobre una base científica, así como la sensibilización al cambio climático, la documentación de buenas prácticas que sirvan de base en los procesos de planificación y la realización de manuales sobre las prácticas de adaptación nuevas, tradicionales y ancestrales a nivel comunitario.