Entidades Responsables

El MARN

Como ente rector de la Gestión Ambiental en Guatemala, conjuntamente con otras instituciones, está implementando programas, proyectos y estrategias con el propósito de fortalecer las capacidades locales que permitan responder a los retos ambientales actuales integrando los elementos económicos y sociales; enfocando todos sus esfuerzos en iniciativas orientadas a la adaptación obligatoria al cambio climático. Esto se espera coadyuve a los esfuerzos nacionales para la implementación de la “Ley Marco para la Regular la Reducción de la Vulnerabilidad, la Adaptación Obligatoria ante los efectos del Cambio Climático y la Mitigación de Gases de Efecto Invernadero”, Decreto 7-20123 del Congreso de la República de Guatemala.

Gobierno de Guatemala

 

 

El PNUD

Apoya a los países para alcanzar simultáneamente la erradicación de la pobreza y la reducción de la inequidad y la exclusión. Para ello, el PNUD acompaña al país en su estrategia de desarrollo y contribuye a la creación de mecanismos que empoderen a los diversos actores en respuesta a sus necesidades y para potenciar el desarrollo humano sostenible. El PNUD apoya al Gobierno de Guatemala a diseñar, formular y ejecutar proyectos, que generen múltiples beneficios de desarrollo y que estén alineados a las prioridades nacionales de desarrollo y prioridades globales ambientales. Los proyectos identificados en conjunto entre el PNUD y el gobierno de Guatemala están alineados al Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD) y al Plan Estratégico del PNUD para el periodo 2014-2017.

 

 

El FONDO DE ADAPTACIÓN

Se estableció para financiar proyectos y programas concretos de adaptación en países que son partes en el Protocolo de Kioto y son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático. La financiación para el Fondo de Adaptación proviene principalmente de la venta de reducciones certificadas de las emisiones. La parte de los ingresos asciende a dos por ciento del valor de los certificados de reducción de emisiones (CER) expedidas cada año para proyectos en el marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Los CER pueden ser comercializados y vendidos por los países industrializados para cumplir con una parte de sus objetivos de reducción de emisiones bajo el Protocolo de Kyoto. El fondo de Adaptación también recibe contribuciones de los gobiernos, el sector privado e individuos.